English / Español

Resolución de problemas

Los siguientes problemas son típicamente causados por cantidades excesivas de recubrimiento aplicador.

  1. Las láminas están torcidas.
  2. Las láminas se pegan unas con otras.
  3. Las láminas están manchadas.
  4. Las láminas tienen acumulación de material arenoso y áspero.

Láminas torcidas se producen muy a menudo por la alta cantidad de recubrimiento que es aplicado. El exceso de humedad en uno de los lados de la lámina causa el encorvado. Reduzca la cantidad de recubrimiento incrementando la presión de la rasqueta. Algunos tipos de papel, especialmente liners livianos, son más propensos a encorvarse y se podría necesitar más humedad en el lado opuesto de la lámina para compensar la humedad del recubrimiento. Si el recubrimiento es aplicado en la cara sencilla, permita más tiempo para que esta cara se seque antes de entrar a la doble cara, alimentando el puente con más material. Si el problema es crónico, ventiladores instalados en el puente acelerarán el secado.

Los puntos 2 a 4 suceden debido a la combinación de mucho recubrimiento y poco secado. Revise la rasqueta del aplicador por si tiene desgaste o daño. Asegúrese de que los precalentadores estén a su máxima temperatura y que los rodillos arropadores estén colocados para arropamiento máximo para mantener tiempo de contacto máximo. Ajustando la velocidad del corrugador podría ayudar a resolver este problema.

Cada corrugador tiene una velocidad óptima para aplicar recubrimiento. Solamente por prueba y error se podrá determinar esto. Papeles gruesos pueden causar problemas, ya que el recubrimiento no puede penetrar los liners y éste tiende a deslizarse en la superficie. Esto es muy típico en liners reciclados y algunos no son apropiados para recubrimiento.

Roturas de Papel

Uniones de papel débiles que pasan por el aplicador pueden causar roturas de papel. Una solución sencilla es de evitar uniones en lo posible o reforzar las uniones cuando se aplica recubrimiento. Otras roturas de papel son causadas por rasquetas desgastadas o rasquetas sucias que tienen material acumulado de recubrimiento seco. Las rasquetas deberían de utilizarse una sola vez y luego reemplazarse.

Problemas del Aplicador

  1. Espuma excesiva
  2. Muy poco o no material saliendo de las bombas

Estos dos problemas ocurren frecuentemente y simultáneamente y son causados por una bomba sucia o dañada. Una bomba de diafragma operada por aire trabaja muy parecido al corazón humano.

A través del tiempo, las cavidades de la bomba acumulan material de recubrimiento seco haciendo que estas recámaras disminuyan su tamaño original. La bomba debe de operarse a una velocidad más alta para compensar por las cavidades menores, de forma que introduce aire al recubrimiento causando que se forme la espuma. La pared de la recámara es de un material polímero el cual se desgasta y se raja. Las válvulas de la bomba son de bola y también son sujetas a acumulación de material de recubrimiento y puede por lo tanto pegarse o hacer que no asiente bien la válvula. Frecuente mantenimiento (mensualmente) y lavado con agua limpia es extremadamente importante.